Aprender de renunciar

Advertencia: este es un post de reflexión personal donde me expreso libremente. No tiene nada de noticias nuevas o información que alguien que no me conoce en persona pudiera entender, es ambiguo y muy personal.
Si aún así deseas leer, ¡adelante!

Nuevo trabajo
El año pasado en agosto pasaron cosas tan nuevas e inesperadas en mi vida, principalmente y tema de este post, el aceptar un trabajo en una compañía de fabricación de puertas y ventanas de aluminio sobre medida. Me encontré muy contenta y agradecida, el que llegara este trabajo cuando yo estaba en pleno pánico por mi condición económica fue una bendición y respuesta de Dios a mi corazón. Sin embargo con el paso de los meses a pesar de que no dejó de ser algo bueno, me dio una lección que espero no olvidar en los años subsecuentes…

Entre mis debilidades se encuentra el querar hacerlo todo, decir que sí a todo, creer que puedo ser autosuficiente, que no tengo límites y aunque suene casi poético o extraído de un libro de superación personal, son aspectos negativos. La raíz se encuentra en mi (otro defecto) rachas de falta de humildad o falta de agradecimiento o bien en que quiero ser el capitán de mi vida en vez de dejárselo a quien realmente sabe lo que hace. He descubierto bajo experiencia que el corazón es engañoso… o bien, que no me puedo engañar a mí misma.
En otras palabras, mi ambiente no es una oficina. No puedo estar sentada 9 horas diarias, ver interminables números en tablas de excel, estar en un ambiente estéril y técnico. 
Pero justo el último párrafo es lo que no quiero tampoco: quejarme o no ser agradecida con un trabajo bien pagado, bajo la tutela de personas que admiro, con buena ubicación, buen horario y buenos compañeros de trabajo.
Sin embargo cuando acepté este trabajo de tiempo completo, aún estaba atendiendo a clientes y diseñando para ellos, y además acababa de iniciar con las clases del tec.
Esta fórmula de 3 trabajos me trajo una condición extraña a mi cuerpo para la cual gasté bastante en múltiples análisis, medicamentos, ultrasonidos, visitas a un especialista y la aparente necesidad de una cirugía. La causa de todos mis males: estrés (o quizás mis malas decisiones)?. 


Rompiendo la piñata

Todos esos pensamientos culminaron a finales de diciembre en la posada del trabajo cuando me pasaron a romper la piñata. Entonces  le pegué con todas mis fuerzas, me pelé la piel de las manos, saqué una fuerza sobrenatural y terminé con palpitaciones irregulares y adrenalina en todo el cuerpo por horas. Después de mi demostración de enojo (será?) y que mi jefe se asustara, pude estar tranquila y disfrutar la noche.


Formmetal
A fin de cuentas agradezco mucho el poder haber hecho amigos en este grupo de empresas, ir a comer diario, platicar de cosas importantes y a la vez nada importantes con ellos. Aprender y aceptar que existe gente que aunque con autoridad no sabe comunicarse, que tenemos defectos que hay que mediar y que para ser un buen ejemplo, motivar e inspirar a otros no se necesita ser perfecto.


Formmetal
Estos seis meses han sido un largo viaje de espíritu, alma y cuerpo, de los más difíciles que he experimentado hasta ahora, noches de angustia y ruido blanco mental, que de no ser por Dios mismo que me sostuvo de literalmente morir en brazos de mi peor enemigo (es figurativo), estaría ahorita en un hospital, un hospital mental o en depresión contínua con estrés y ansiedad crónica.


sciarcFoto de un proyecto de posgrado del Sci-Arc en el 2015

Pero encontré la salida, encontré confirmación y Dios me respondió como tantas veces lo ha hecho. “Necesito respuesta a este ______ problema en particular”,  ¿y qué sucedió? al día o días siguientes tenía a uno de mis clientes obsequiándome un cuadro con el viaje a Itaca, mi madre apoyándome en lo que sentí fue la primera vez en la vida que me ha escuchado, mi papá, mi familia y hasta mis alumnos como herramientas o voceros de la misma respuesta.
La enfermedad que me sorprendió a mediados de octubre me trajo mucha paz, irónicamente. Me abrió los ojos a perspectivas y temas de los que me había alejado, el camino se abrió y se acomodó solito a una misma solúción: me independizaría y descansaría en Dios. Suena tan simple y tonto pero esta vez no fui enviada al desierto, salieron oportunidades y clientes debajo de las piedras, la escuela se acomodó con nuevos objetivos, el inicio de mis estudios posteriores, ese nuevo paso en mi vida del que pocos saben todavía y el ver a mis padres envejecer y preocuparse por su primogénita siempre ahogada en estrés me llevaron a esta conclusión,
Que es bastante racional, pero a la vez una locura bajo la luz de todo lo que he aprendido.


Docentes ITT en LACMA
Tengo a mucha gente que admiro, una comunidad de maestros en el Instituto Tecnológico de Tijuana a la que sentí le estaba dando la espalda debido a mi trabajo de tiempo completo. No he encontrado algo más satisfactorio que el dar clases, el hablar frente a un grupo y emocionar, transmitir conocimiento y motivar con una paciencia que solo pudo haber venido del cielo. Me encanta investigar, leer, descubrir, ir y venir a la biblioteca, hablar con los muchachos, dar asesorías, estar en ese ambiente de constante crecimiento y ser responsable de muchas personitas.


Amigos en casa
También tengo muchos amigos en los que confío con mi corazón, que los primeros 20 años de mi vida me la pasé triste por no tener amigos que no me botaran por ser rara o antisocial (o al menos yo lo percibía así) y ahora veo que tengo a muchas personas quienes amo y deseo que caminemos en amistad juntos por muchísimos años más.


Cueva del maestro

Una fotografía de mi área de trabajo cuando tenía 4 grupos y cerca de 150 alumnos.

Ha sido un viaje de transformación, reconocimiento, dejar ir, dejar de querer controlarlo todo o a mi misma, aprender y descubrir más sobre mi personalidad, mis reacciones y las mentiras de mi cuerpo. 
Que relacionado con la imagen de arriba (esto es un paréntesis), también aprendí por las malas a decir que NO a los muchachos, que desgraciadamente siempre le llegan a mi lado suave del corazón con sus peticiones, extensiones de fechas, comentarios y similares en la escuela que solo me arrastraron a un tobogán de incumplimientos y agotamiento mental.


En un helicóptero

Helicóptero del miramar airshow.

Y que de ahora en adelante no voy a ser yo quien señoree mi vida sino el creador del universo, quien ya me ha demostrado incontables veces que lo que Él ha escogido para mí es mejor que cualquier cosa que me pudiera haber inventado yo para los anhelos de mi corazón, el mejor camino. Demostrándome que cada vez que yo quiero sobreponerme a esa autoridad me va de tropiezo y medio, momentos 2x4, experiencias dolorosas y ansiedad sobre mi incapacidad por controlar mi alrededor. (Let it go Sarai)

Puesta de sol
Pero también que por sobre cualquier conclusión a la que llegue, se que no voy sola, tengo la mejor compañía que jamás pude haber tenido y tengo mucha paz. (Ver en foto de arriba a Alonso).
Soy muy feliz con mi decisión  de independizarme al mismo tiempo que doy clases y estudio, decisión que ha sido guiada por las mejores manos, he aprendido tanto a pesar de que aún me siento como un calcetín en el oceano pacífico irradiado.

Is there anything that’s worth more than peace and love on the planet earth?
Renuncié a todo.
Solo me falta definir bien ese todo.
P.S. (Renuncié pero me liberan hasta el 15 de Enero).

2 comentarios

  1. Que bueno que te encuentras mejor :) algunas veces ciertas situaciones nos empujan a dejar algo y no entendemos (o no queremos...) hasta que nos encontramos en crisis. Mucho éxito en tus nuevos planes y proyectos!

    ResponderEliminar

Comentarios bienvenidos! :)